CARMEN CANET

CARMEN CANET (Almería, 1955). Doctora en Filología Hispánica, ha ejercido como profesora de lengua y literatura. Es crítica literaria y ensayista, labor que ejerce desde 1980. Actualmente colabora en Cuadernos del Sur del Diario de Córdoba, en Los Diablos Azules de infoLibre, Turia, Quimera, entre otras.

Tiene publicados diversos trabajos de investigación, propuestas educativas y didácticas, estudios sobre revistas literarias, rutas literarias y sobre la escritura aforística. Ha sido incluida en varias antologías poéticas.

 En el ámbito de la escritura breve, ha publicado, Malabarismos (2016),  Luciérnagas (2018),  La brisa y la lava (2019). Y Cóncavo y Convexo (2019), escrito junto a Javier Bozalongo.

FOTO CARMEN CANET_edited.jpg

AFORISMOS

 

La destreza del aforista es jugar a cuatro bolas: el arte del matiz, el arte de envolver, el arte del acabado y el arte de descifrar el silencio.

 

Cuando nos equivocamos tanto, aprendemos a equivocarnos mejor.

 

La feminidad es un arma que se puede malinterpretar, pero el que se equivoca, ya viene confundido.

 

Se advertía que sus luces eran de bajo consumo.

 

Las relaciones comienzan siendo sólidas, luego se vuelven líquidas y después gaseosas. Como los estados de la materia.

 

Me gusta la rima de cicatriz con olvido.

 

 El aforismo es un trecho de un sendero perfumado: los que huelen las palabras, las transmiten con aroma.

 

A veces, un plato caliente viene mejor al corazón que al estómago.

 

La fotografía es el insomnio de una imagen.

 

Las tardes de los domingos funden en un marrón chocolate negro amargo.

Los mayores analgésicos: el ibuprotiempo, el paracetatiempo y el nolotiempo.

 

La vida es un borrador que no se puede pasar a limpio

 

Hay cierta soledad que es adictiva.

 

Cuando construyes y habitas un poema,  jamás te pueden desahuciar.

 

Me gusta la rima de cicatriz con olvido.

 

La felicidad desvela. La infelicidad también.

 

Le gritaron: la lectura o la vida, y siguió leyendo.

 

Es preferible que la vida no tenga rima y sus versos sean libres.

 

Menos tú, todo está en internet.

 

El aforismo es un pasillo estrecho que nuestra mente ensancha.